America
Ballenera
Barcaza del obelisco
Bilbao
De Groene Draeck
Francisca
Gjoa
Grua Titan
La Real de Francia
Laukariz
Le Canot Imperial
Maria Antonia
Riva
Robert E. Lee

La Réale de Francia

Galera : del griego kalon = barco

La galera representa el tipo de embarcación guerrera que durante mayor tiempo se mantuvo sobre las aguas desde la más remota antigüedad.
Los griegos ya la utilizaron frente a los persas en la batalla de Salamina, el año 480 a.C..
La clásica y discutida "triera" tení­a 100 tns. de desplazamiento, 35 m. de eslora, 4 m. de manga y 1,20 de puntal; embarcaba 200 hombres y como elementos de propulsión, remos y velas.
Debemos citar la "trirreme" y la "liburna" de Roma y el "dromon" de Bizancio, de cuyo conjunto nació la tí­pica galera mediterranea, con influencia de lineas de las naves normandas "dragones y serpientes", que asolaban las costas de Europa meridional.
La galera es la última forma de navío de guerra a remos.
En el siglo XVII, se clasifican las galeras en dos categorí­as: galeras ordinarias, de 26 bancos, y galeras extraordinarias, que tení­an un número superior de bancos. Las Reales corresponden a las más fuertes de esta última categorí­a. Las Reales posteriores a 1630, tení­an de 27 a 32 bancos. Pero más que por el número de bancos, las Reales se distinguí­an de otras galeras extraordinarias por la riqueza de su decoración, sus pabellones, el número de remeros por banco y su artillerí­a más fuerte.
Las Reales tení­an 170 pies de largo y 21 de ancho y portaban el estandarte real que las distinguía de las demás.
En los siglos XVII y XVIII, La Real es el nombre propio de la galera destinada al General de Galeras. También es posible que en una época donde las galeras eran propiedad de sus capitanes y llevaban sus nombres, Real haya sido utilizado para designar la galera propiedad personal del Rey.
El cargo de General de Galeras, es a veces atribuí­do al mismo titular que el de Almirante de los Mares de Levante. Era completamente independiente. El cargo desapareció en 1748, a la muerte del caballero de Orleans, hijo natural del Regente, el cual fue el último beneficiario.
Se empleaban distintos tamaños de velas según la intensidad del viento y se les daba los nombres de gran marabuto, marabutin, burda, bastarda, pollaca y treo, esta última era cuadra, para navegar en popa con viento duro.
De los palos y entenas, pendí­an banderas de variado colorido, recibiendo según la forma y el lugar donde se izaban, los nombres de gallardete, pinola, tordano, flámula y estandarte.
Coronando la popa, como distintivo de la dignidad del mando, se colocaban uno o varios fanales, que también serví­an de noche para reconocimiento.
La galera perduró en España hasta 1748.